La pareja Cañadío Madrid y Sierra Cantabria


Noche de martes dedicada a una cena maridada, a disfrutar con la pareja Cañadío Madrid y Sierra Cantabria, con la presencia del enólogo Marcos Eguren. Entre los invitados Custodio Zamarra, y Carmelo Mendéz (Zalacaín), Carlos Maribona (ABC; Salsa de Chiles), Jorge Dávila (Albora), Oscar Marcos (Lúa), demás gente del sector, y clientes del restaurante cántabro con sede en Madrid. Solo se podía acceder por invitación.

Resulta muy didáctico que a alguien que no sabe de vinos como yo, le hablen de los mismos con pasión, con detalle, y rigor. Lo cual provoca que uno muy poco a poco vaya aprendiendo algo.

Los Eguren son una familia de agricultores, actualmente en la 5ª generación. Con la bodega de Rioja situada en una zona privilegiada entre la Rioja Alta y la Alavesa. Según el propio Marcos buscan desarrollar vinos longevos, vinos que se hagan mucho más en el viñedo que en la bodega; intentando maximizar la expresión de la viña en el vino. Para ello se realiza una intervención mínima; evitando siempre elementos que no sean naturales.

MarcosEguren2_red

En relación a los blancos, como bienvenida un Organza 2010, y posteriormente un 2007 para acompañar los aperitivos: croqueta de chorizo, buñuelo de bacalao y patata (clásicos), gazpacho de cerezas (novedad, muy agradable), y el corte de queso y trufa con anchoas de Santoña. Estos vinos están formados por tres variedades: viura, malvasía y garnacha blanca.

Al siguiente acto lo habían denominado “las mezclas”; por una parte un tartar de vaca con huevas de pez volador, y por otra una sarda en escabeche con angulas de Unquera. El primero la hemos explicado en visitas anteriores; tenía como novedad las huevas de pez volador, que desde mi punto de vista solo aportaban textura. Luego la sarda ahumada con una salsa escabechada. Pescado muy fresca, y con una textura ligera, agradable. Gran nivel. Maridaje: Colección Privada 2009.

Sarda_red

Steak_red

A continuación una de las novedades culinarias de la noche, un cocido montañés nocturno. Crema ligera de cocido con chorizo y berza salteados acompañada de trozos de piparra. Sabor nostálgico cántabro con la contundencia controlada.Para no parar, combinación que  debería estar en la carta. A día de hoy se sirve cocido montañés en Cañadío únicamente los viernes a mediodías.Se acompañó con Finca el Bosque 2009.

Cocido_red

Como pescado una merluza a la sal con vinagreta de tomate, salsa picante chili garry y tartara japonesa (la salsa es la novedad). Producto, punto, y acompañamiento. Aquí se borda la merluza. Amancio 2008.

Merluza_red

Cerramos la parte salada con chuleta de ternera lechal con huevos, patatas y pimientos. Ternera joven blanca con una combinación casera que recuerdan las cenas familiares. Personalmente prefiero una carne más vieja, serán cosas de la edad que uno va cumpliendo. Para el cierre, El Puntido Gran Reserva 2005, con un envejecimiento de 26 meses en barricas bordelesas nuevas de roble francés. Como decimos, los que no sabemos de vinos…; no me preguntes por qué pero este vino está bien bueno.

En los postres disfrutamos de dos vinos dulces que elabora la familia Eguren pero no comercializa: EL Colorín Blanco 100% de uva moscatel, que vendimian en Toro (Teso de la Monja) , y el Colorin Tinto (Sierra Cantabria). Especialmente equilibrado el primero, vinos sin encabezar, con unos 12º grados, y con un rendimiento de apenas el 14% (1400kg de uva para disponer de una barrica). Se trataba de una cosecha del 2009 con año y medio de envejecimiento en barrica. Haciendo de pareja de estos vinos únicos, la imprescindible tarta de queso de Cañadío, y unos chocolates de Paco Torreblanca.

Vinos3_red

Una velada para recordar por varios aspectos, porque era mi primera cena maridada con la presencia del bodeguero y de importantes jefes de sala y maîtres, por la conversación con las personas cercanas a mi posición, Beatriz, Luis, que hicieron la noche tremendamente amena, divertida, curiosa, única; y por el esfuerzo y la disposición de Paco Quirós y todo su equipo para ejecutar esta cena maridada para más de treinta personas.

Culinariamente las novedades degustadas que han rayado a gran nivel han sido la sarda y ese cocido montañés nocturno; en menor grado la chuleta de ternera lechal. También nos hemos regodeado en el placer repetitivo de otros clásicos como la merluza a la sal, y la tarta de queso, y en el descubrimiento de un vinazo como el Puntido Gran Reserva.

Previous Mina: Sensaciones confrontadas.
Next La Cañota: Divertirte tapeando

7 Comments

  1. Jon Ander
    22 febrero, 2013
    Responder

    Desde luego que sabes cuidarte de ganas.
    Siempre he dicho que las envidias nunca son sanas, que lo sepas. 🙂
    Tú que tienes medio “enchufe” no puedes “pedir prestadas” un par de botellitas de ésas largas, las dos de la derecha?
    Desde luego que el cocido tiene una pinta estupenda. Se puede saber dónde está la foto de esa tarta de queso?
    Bueno Isaac, que poco tardarás en darnos otra sorpresa, eso seguro. Un saludo.

    • 22 febrero, 2013
      Responder

      En otros posts de mi blog está la foto de la tarta, pincha en los enlaces relacionados, ó busca en el blog “la mejor tarta de queso”…

  2. oscar 4435
    22 febrero, 2013
    Responder

    A este si se tercia , me gustaría ir a comer la tarta de queso , ¡ojito’ , que he tenido la fortuna de probar la del zuberoa , asin que cuidadin conmigo.

    • 22 febrero, 2013
      Responder

      Dicen que en Cañadio santander la comenzaron a hacer después de que PAco comiera en Zuberoa…; puedes ser un gran catador…

  3. G-M
    23 febrero, 2013
    Responder

    Jaja! Cuando he leído “angulas de Unquera” imaginaba un postre….
    Espectacular.
    Por cierto, ¿qué es la sarda? ¿tipo sargo?

    • 23 febrero, 2013
      Responder

      El postre de Unquera son las corbatas, amigo Aurelio. LA sarda es un pescado azul, también conocido como verdel

  4. 25 febrero, 2013
    Responder

    Precisamente el primer puesto que visité en el Encuentro Verema fue el de los Hermanos Eguren.
    Unas verdaderas joyas los vinos que elaboran.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *