Yakitoro : Vuelve Chicote con un novedoso concepto.


Vuelve Alberto Chicote al “foro gastronómico” tras la separación de Benjamín Calles en Nodo y Pan de Lujo, y su ascensión catódica en Pesadilla de la Cocina y Top Chef, y lo hace abriendo Yakitoro. Juego de palabras para dar una gruesa pincelada ibérica a los yakitori, brochetas tradicionales japonesas fundamentalmente de carne ó verduras que se cocinan a las brasas.

La propuesta culinaria consiste fundamentalmente en adaptar platos patrios a esta técnica de la brocheta. De esta forma podemos encontrar patatas bravas, tortilla, pimientos, boquerones fritos, espeto de sardinas, pollo al ajillo, cocido madrileño todos ellos atravesados por un palo. En una carta que clasifica las brochetas en: de la tierra, del agua, de la granja (aves), de la finca, de la huerta; fuera de ellas acompañamientos, y el final dulce. En totalidad la carta suma más de  cincuenta platos.Interesante concepto gastronómico, por ser único, muy diferencial, ameno, foco en que se comparta alcanzando un ticket medio aproximado de 25€.

Tres parrillas Josper en el centro de local  a partir de las cuales se suceden las mesas como radios. Por otra parte, una cocina vista para los acompañamientos, el final dulce y las brochetas frías. En las mesas un detalle a destacar, un hueco en el que se deposita hielo y agua para depositar la bebida, al llegar ya hay diferentes botellas de cerveza; entre ellas una “litrona noble” de Cruzcampo Gran Reserva que se bebe con facilidad.

Botellas_yakitoro Casi recién abierto, domingo noche, y el local roza prácticamente el lleno con Chicote a los mandos. Dos de las tres brasas abiertas, adecuada extracción de humos y muy buena sonoridad que permite conversar con la sala repleta.

Comenzamos con el ceviche de corvina con cilantro, ají amarillo, y su leche de tigre. Se recomienda degustar y beber. Agradable combinación, más suave en acidez que los ceviches tradicionales.

Ceviche_Yakitoro A partir de aquí entraríamos en una fase donde se percibe que Yakitoro está en pleno ajuste: platos que se quedan en el mostrador sin ser llevados a la mesa, y son devueltos por falta de temperatura, otros que llegan sin haber sido solicitados, demasiado tiempo entre unos y otros. Negocio en pleno rodaje que necesita de una sincronización importante en las comandas y su asignación a los comensales al compartir la mesa entre diferentes grupos (aunque no era nuestro caso). Desde mi perspectiva, si se conoce esta situación de rodaje, se debería reducir el aforo hasta que el servicio vaya afinándose; y la experiencia del cliente sea la deseada. Alberto presente en la sala era consciente de la situación. Como si Chicote necesitase encontrarse con su alter ago.

El espeto de sardina con pan rústico y aceite de mar llega muy hecho con una sardina de gran tamaño que realmente cuesta comer de la forma que se degusta este pescado azul (manos). Tendremos que esperar al verano cántabro.

Llegan las pequeñas patatas asadas con salsa brava; auténtica ésta última con profundidad en el sabor sin ser demasiado picante. Para repetir.

Bravas2_yakitoro Y luego, las setas shitakes frescas con salsa de ajo cocido y virutas de bonito seco. Primer bocado en el que se notan los sabores ahumados tanto por las brasas como por las virutas de bonito. Otra combinación acertada.

SetasShittake_yakitoro De la tierra al agua con el atún rojo, y pak choy, lacado sobre pan y salmorejo. Buen producto, sin presencia del vegetal oriental, con el plato veraniego cordobés realzando el pescado que viene ligeramente pasado de punto.

Atun_yakitoro Otra tapa bien tradicional pasada al mundo del pincho atravesado son los chipirones con salsa de cebolla dulce. En este caso, buen punto en brasas y ese toque de la cebolla cuasi caramelizada. Se echa a faltar un mayor punto de sal que aportaría un buen contraste.

Chipirones_Yakitoro Acompañamos con unas patatas fritas en tempura con salsa de sésamo tostado. Cortadas tremendamente finas con una textura diferencial y sútil, resultando adictivas con ese condimento. Para comerse un saco.

Patatas_Yakitoro Pasamos del mundo de la brocheta, y nos intentan trasladar a Momofuku (New York) con el Panecillo tibio de arroz con panceta ibérica y pepino (“David Chang”). Como nunca he estado en el local neoyorkino, imposible montar cualquier comparativa que se precie. En Yakitoro, el bocadillo resulta muy agradable en textura, y con un buen equilibrio entre la grasa y la frescura de la verdura. Quizás un mayor aderezo en la panceta para que ésta tome un poco más de protagonismo sería la guinda a la pareja de ingredientes que se adaptan casi a la perfección.

Bocadillo de panceta - pepino a lo David Chang_yakitoro En el apartado dulce, los postres llegan raudos y veloces (no hay brasas en nuestra petición), crumble de manzanas con helado de vainilla, y el helado de fresa con wasabi y galleta de jengibre. Ambos ideales, el primero con un agradable contraste de temperaturas, y texturas, resulta un postre sencillo, perfectamente ejecutado, que aporta directamente placer. El segundo más “chicotiano” recuerda a Nodo, mezclando el wasabi con la fresa, haciendo sentir un pico de gusto picante tras la frescura y acidez de la fruta. Buen final.

Crumble_yakitoro (Perdonen por la foto, hay veces que los acompañantes no respetan que uno se levante de la mesa).

En definitiva un concepto gastronómico nuevo, divertido, dirigido al gran público, con una carta amplia cuyo foco principal es la adaptación de tapas españolas a la brocheta. Los precios están muy medidos resultando en un rango de 25-35 € en función de lo consumido.

Espacio enfocado para compartir mesa, platos, para que se respire un aire tabernario, de fiesta; que desgraciadamente todavía no alcanza. El servicio aún está en pleno proceso de adaptación, así como el terminado ó punto de algunos de los bocados. Existe la posibilidad que tuviéramos la mala suerte de una noche algo aciaga, ó será que nos hemos precipitado y se debe visitar la novedad después de unos meses de rodaje.

En el apartado culinario, destacaríamos las bravas, el ceviche suavizado en acidez, las patatas en tempura con jengibre, y ambos postres. La oferta dispone de tanto fondo de armario que queda abierta la puerta para una posterior visita, en la que seguramente todo esté mucho más afinado, y disfrutaremos.

Yakitoro: Vuelve Chicote con un novedoso concepto.

Previous Daniel Ovadia y Rodrigo de la Calle : Un lujo bicolor
Next El Portal de Echaurren: Paseo riojano y sutil.

16 Comments

  1. Aurelio G-M.
    12 Junio, 2014
    Responder

    Eres tan rápido visitando locales y colgando los comentarios (una gozada leerlos) como tus contertulio comiéndose los helados

    jajaja

    Solo te estropearon la foto o se apretaron todo el helao entero?

    • 12 Junio, 2014
      Responder

      Solo la foto, sino me hubiera pedido otro….Aurelio yo pruebo todo; cada uno tiene sus defectos

  2. Aurelio G-M.
    12 Junio, 2014
    Responder

    No, si no dudaba de tu voluntad, dudaba de la generosidad de tus contertulios…
    😉

    • 12 Junio, 2014
      Responder

      En este caso sin queja, no como cuando voy con los restauranteros….

  3. Laura
    12 Junio, 2014
    Responder

    Me sorprende leer en tu post (y otros tantos) que el ticket medio es de 25-35€.
    A nosotros la cena nos salió para 2 por 37€ (berenjenas, pintada, albóndigas, 2 de atún, 2 cervezas y 1 postre).
    Como dices, están en fase de rodaje y se nota. El staff es encantador pero lentísimo.
    La cena no nos sorprendió: platos correctos, como el atún y las albóndigas, y otros muy muy planos.
    La idea, en principio es original, pero, al final, por formato (2 pinchos de cada, en la mayoría de los casos), y precio, me parece tan solo una vuelta de tuerca a negocios tipo Lateral.
    No he conocido al Chicote de Nodo o Pan de Lujo, pero estoy segura de que da mucho más de sí. Creo ha hecho una apuesta más por el mainstream que por la clientela foodie. Una pena.

    • 12 Junio, 2014
      Responder

      En relacion al precio.. comimos mas de lo que describes, y considero que lo hicimos sin excedernos. En el post comento que el concepto esta pensando para un publico masivo , mainstream como comentas. Lo que ya no tengo tan claro es que eso sea una pena. Si se pule el servicio va a ser un local de exito; estando claro que no es un candidato por ahora para darme un homenaje.

  4. Toni Grimalt
    12 Junio, 2014
    Responder

    Yo sé de uno que en el QDC no me dejó tiempo para fotografiar sendas piedras de parmesano. No te quejes!

    A mí Chicote es un tío que me cae bien y siempre he tenido curiosidad por sentarme a su mesa. Veo que la filosofía que intenta inculcar en todos los restaurantes que ha visitado en Pesadilla en la cocina también se la aplica a él (¿coherencia?): platos ágiles, ligeros, sabrosos, que entran por la vista… Le deseo suerte, de verdad.

    • 13 Junio, 2014
      Responder

      Creo que la coherencia versus lo que se ve en la TV es intentar desarrollar una propuesta diferencial que sea lo más único posible. Por otra como hemos dicho está en pleno rodaje, por lo que la puesta en marcha no ha sido del todo fina..

  5. oscar 4435
    13 Junio, 2014
    Responder

    Por lo que veo , correcto sin mas , novedoso y a buen precio , me imagino que triunfara , con el bombo que tiene ahora.

    • 13 Junio, 2014
      Responder

      Oscar, esa ha sido nuestra primera impresión, algo marcada por la falta de rodaje, como hemos dicho volveremos en unos meses para ver la evolución.

  6. kintiman
    13 Junio, 2014
    Responder

    En la tele nos vende la moto de llevar en orden las comandas y agilizar la salida de platos y luego va y le explota en las narices, seguro que es por falta de rodaje, pero macho, un poco de coherencia, que seguro que dispone de mucho mas personal y mas cualificado que los garitos que ha visitado en el programa.

    • 13 Junio, 2014
      Responder

      Tienes algo de razón, puede que fuera una situación pasajera…nunca se sabe. Leo otras crónicas, donde no se comenta, puede que se obvie, ó que no haya ocurrido

  7. elisa
    14 Junio, 2014
    Responder

    A mi me parece comercial 100 por 100. Buena idea ….muy económica y ….prometiendo franquicia con el tiempo.Chicote no es incoherente pero a saber como es el servicio que tiene tabernero ( por el enfoque del lugar y la comida rápida ira todo en coherencia ).Lo tiene crudo y no la comida…..tampoco se puede estar a todo ….veremos la expansion en breve…..huele.

    • 15 Junio, 2014
      Responder

      la idea desde un punto de vista de negocio va por ahí. creo que cuando el servicio y las brasas estén afinadas la taberna puede estar muy bien; siendo lo que es una taberna muy bien puesta

  8. 15 Junio, 2014
    Responder

    Falta de rodaje en servicio y en el dominio del punto de esa maravilla que son las parrillas y hornos Josper.
    Por lo que cuentas, original propuesta/concepto la del televisivo Chicote que es bien posible atraiga a las masas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *