El Retiro: La cantera asturiana


Como en otros casos significativos de la gastronomía asturiana, Ricardo González Sotres moderniza un negocio tradicional ampliando desde hace unos años la oferta del restaurante familiar El Retiro (Pancar – Llanes) hacia una perspectiva más gastronómica.  Con 25 años, fue segundo en el VI Campeonato de España de Jóvenes Cocineros (2011) por detrás de Paco Morales. Y en el 2014, dentro de Madrid Fusión, el restaurante quedó también segundo en la categoría de revelación por detrás del madrileño Montia.

Ricardo, es discípulo de Nacho Manzano, Manolo de la Osa y Raúl Aleixandre. En el menú que degustamos se pudo notar influencias de cada uno de ellos . Aperitivos, nueve platos y dos postres,un  menú bastante completo donde Ricardo plasma la cocina absorbida durante estos años. Como siempre, atrevimiento y riesgo al ir convirtiendo poco a poco una sidrería familiar en un restaurante de enfoque gastronómico en un entorno complejo.

Comenzamos con los aperitivos: Sandía, vermut y naranja; fresco y ligero, y con el milhoja de foie, salmón y manzana; la versión asturiana del snack “berasateguiano” por excelencia que tantas influencias ha provocado.

Aperitivos_ELRetiro

Como en buena casa asturiana, no pueden faltar las croquetas. A nivel global, Asturias es el territorio donde esta tapa por excelencia alcanza mayores cotas. Las de Jamón en Casa Marcial y compango en Casa Gerardo están por derecho propio en el top nacional. Esta de cecina y queso sorprende por ese toque ahumado que llega a la boca y destacan por su cremosidad.

Croqueta_ElRetiro

Los influjos de “De la Osa” se comienzan a divisar en la Ostra con naranja, calabaza y azafrán, tanto por la utilización del molusco como de la especia. Producto, tamaño, carnosidad, y un buen número de matices: cítricos, amargos y dulces. Este marisco solemos encontrarlo en muchos menús degustación por la amplitud de registros que soporta, y la flexibilidad sápida que otorga a los cocineros.

Ostra_Retiro

Se sigue con las Quisquillas, manzana e hinojo; composición en la cual el crustáceo solo aporta textura. En este caso la manzana con su acidez toma el papel de actriz protagonista, haciendo que se pierdan los detalles de la supuesta actriz principal (la quisquilla).

Manzana&Kiskillas_ElRetiro

Rápidamente nos recuperamos con el Tomate de Pancar, representación de esa sencillez compleja y brillante que de vez en cuando nos encontramos. Un agua de tomate multiplica el sabor de éste, más la aportación de una cebolla en crudo, suavísima. Finalmente la albahaca refresca, cerrando el círculo de un plato aparentemente fácil, pero al que hay que llegar.

Tomate_Retiro

Continuamos con la emulsión de mejillones en escabeche, papada, hierbas y confitura de limón. Tremenda la emulsión, y esa aportación ácida del limón; en cambio la papada aporta cierto desequilibrio por sus proporciones si se pretende que el mejillón prevalezca en sabor.

Mejillones&Papada_ElRetiro

La cigala a la sal es un canto al producto y a un tratamiento adecuado y lúcido. Gran ejemplar cortado a la mitad que se cocina a través de la capa de sal. Punto perfecto, y necesidad de cuchara para disfrutar todos los jugos cercanos a la cabeza. Placer.

Cigala_retiro

Como mar y tierra, el guiso de manitas, pulpo y aceituna. Puro goce. Para acabar una comida de dos platos, con un sopero lleno. Manitas muy desmenuzadas, cefalópodo de urdimbre crujiente, alto grado de melosidad y sabor sobre todo sabor. Sobresaliente.

PulpoVsmanitas_Retiro

La ternera del cocido es la expresión de la cocina tradicional a través de las manos de Ricardo González. Carne tiernísima, casi esponjosa acompañada de un fondo de esos que tanto nos agradan, comportándose como el hilo conductor de un plato que siempre gusta debido al estímulo de nuestra memoria sápida, y a la concentración del sabor. Disfrute.

Carnedelcocido_Retiro

En su temporada, se presenta el bonito con jugo de verduras asadas. Buen punto del pescado, y muy atractivo ese fondo de verduras. Unos pequeños trozos de manzana verde contribuyen con algo de frescor, pero de nuevo con un punto de acidez que tiene demasiada presencia en boca.

Bonito,jugoverduras, manzana_ElRetiro

Para acabar con este largo tramo salado, la codorniz royal, con fabes y azafrán. Tremenda suculencia, multiplicada por ese caldo donde se mezcla el sabor de las fabes y del ave. Combinación inteligente con reminiscencias manchegas.

Fabes&CodornizRoyal_Retiro

Iniciamos los postres con la cuajada de leche fresca, piña, y sorbete de mango. Un postre más liviano y fresco que lo que su enunciado pueda sugerir, donde se combinan de forma agradable dulces, ácidos, y amargos.

Cuajada, naranja, mango_REtiro

Más convencional la esponja de chocolate, frutos secos y plátano, a la cual le falta algo más de volatilidad para llevarnos a la sorpresa, y ganar en sutileza.

EsponjaChoco, Avellanayplatano_ElRetiro

Joven cocinero al que se debe seguir la pista de su evolución en una plaza nada sencilla gastronómicamente como Llanes. Da gusto ver en Asturias como la tradición familiar en negocios de gastronomía continúa, y las nuevas generaciones van tomando las riendas con calma, añadiendo perspectivas renovadas, pero mirando con cautela al tipo de clientela al mismo tiempo que se va modificando la propuesta gastronómica.

Deleite con alguno de los platos como la ostra, el tomate con su agua, el guiso de manitas, esa cigala generosa a la sal,  y la codorniz con fabes. Cocina arraigada en su tierra y en sus maestros. Directa, sin demasiadas florituras, y enfocada a conquistar paladares a través de sabores que resultan reconocibles, pero agregando matices interesantes en algunos de los platos.

El Retiro: La cantera asturiana

Previous La Candela Resto: Libertad y futuro.
Next Altrapo : Personalidad, solidez y gustosas sensaciones.

6 Comments

  1. Jon Ander
    29 agosto, 2014
    Responder

    Veo que el fruto del “pecado original” ha pecado aquí también. En general un menú con mucho sabor y jugando un poco con toques renovados. Tiene muy buena pinta. Con tu permiso, te robo la foto de la cigala. Ya te la devolveré.
    A ti para “cazarte” hay que dar más vueltas……. Un abrazo.

    • 29 agosto, 2014
      Responder

      Ja, ja lectura profunda la tuya….; la cigala lo que se dice pequeña no era. Un ejemplar muy hermoso, y gourmand.

  2. kintiman
    29 agosto, 2014
    Responder

    Mira que le tengo ganas a este restaurante y tan solo a media hora de casa.
    Y con este post me has aclarado bastante las ideas.

    • 29 agosto, 2014
      Responder

      Por tu afición a los vinos, carta medianamente extensa. Zárate El palomar 25,5 €. Creo que disfrutarías.

  3. Aurelio G-M.
    3 septiembre, 2014
    Responder

    Mataría por ese guiso de manitas, pulpo y aceituna…

    • 3 septiembre, 2014
      Responder

      Pues antes de cargarte a nadie, pásate por Llnaes. Es el plato del menú que creo más está gustando…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *