Salón Cascabel: Armonía gustosa y vibrante.


El Salón Cascabel viene definido por sus precursores como una antojería.  Local típico del D.F que basa su concepto en comer lo que a uno se le antoje apoyándose en una carta sin ninguna clasificación.

La segunda marca de los chicos Punto MX (Roberto Ruiz y Martin Eccius se asocian en este viaje con Maria Fernández, Pablo Artamendi y Eugenio Caballero ) atrapa con un interiorismo firmado por este último, director artístico y Oscar por el Laberinto del Fauno de Guillermo del Toro. La barra que simula la piel de una serpiente cascabel, las luces cálidas, los huecos para las mesas redondas, la parte externa como si fuera una estructura ósea.  Todo junto con la música latinoamericana provoca que antes de comenzar nos sintamos cómodos. Cañero_cascabel

Frijolero (Molotov), Mal Bicho (Fabulosos Cadillacs), Insain in the Brain (Cypress Hill) temazos de una lista intensa. Calificativo similar a la experiencia culinaria bajo una carpa de supuesta informalidad con un servicio atento y cercano capitaneado por Pablo Artamendi. Considero que por calidad y precio no se debe hablar de informalidad.

La carta consta de trece platos: guacamole, ceviche, aguachile, cocas, cuatro tipos diferentes de tacos y algún plato más para compartir haciendo tacos como el pollo zarandeado, las picaditas de waygu y el machete como estrella.

La cocina de Cascabel juega a combinar sabores, a buscar el equilibrio de esa preponderancia mexicana picante con puntos ácidos y toques de frescor. Se provoca al paladar tanto con una amalgama brillante de tonos sápidos como con diferentes sensaciones de temperaturas que ayudan a suavizar ese México profundo. En definitiva, una comida trepidante.

Para comenzar nada mejor que el aguachile verde de langostinos con zumo de lima, chile serrano y salsa chipotlera. Se superponen los tonos ácidos y picantes. El pepino que se recomienda trocear aporta ciertas dosis de frescor totalmente bienvenido. Un gran empiece que refresca la boca y te prepara para el movimiento que se acerca.

Aguachile_cascabel

Seguiríamos con unos muslos de pollo con bacon ahumado, salsa cascabel de chiles verdes y xnipek de cebolla morada. Punto untuoso el que le aporta el tocino, cierto equilibrio entre el picante de la salsa y la frescura de la cebolla en la que noté ciertas notas de encurtido. Algo más que correcto.

Muslosdepollo_cascabel

A continuación uno de esos tacos “deluxe” que se producen en todo el conglomerado PuntoMX, Mezcal Lab, Cascabel. Taco árabe conformado por lomo alto de buey, tzatziki de chile habanero y pepino. Un inteligente ejemplo de fusión donde el yogur, el pepino y los chiles conforman una salsa con sensaciones picantes, ahumadas y frescas.Imprescindible.

Tacoarabe_Cascabel

Con la temporada de la matanza, nos invitan a probar el lagarto con piña y lombarda. Una pieza fina y alargada pegada a las costillas de un cerdo ibérico de bellota. Lo denominan así por la forma del corte que se asemeja a las alas del reptil. La carne resulta ligeramente dura. Se salsea durante tiempo con un unte de chile chipotle de forma que la carne toma su color. La carne se apodera del sabor de la salsa. El gusto ligeramente picante y ahumado se equilibra con finas rodajas de piña que invitan a refrescar y repetir. Además “sal de maíz” que le aporta notas crujientes y agradables. Notable alto.

Lagarto_Cscabel

Para finalizar el machete, 1,2kg de costillón de res norteña tatemado a las brasas y laqueado con una salsa de unos catorce ingredientes entre ellos chiles mulato, ancho y cascabel. Por encima cebolla crujiente y cilantro. Se acompaña de una necesaria salsa borracha (con cerveza). Muy recomendable cortar la carne para trocear sus partes y combinar bien la grasa, ya que alguna zona interior resulta algo seca pasado un poco de tiempo. Obligatorio compartir entre tres ó cuatro personas (unos 16 tacos).

Machete_cascabel

Con tortas de trigo y maíz, las primeras son más finas aportando menos sabor al conjunto. Mientras que las de maíz tienen más carácter. Personalmente prefiero las segundas.

Taco_machete_cascabel (2)

Si son de esos que les gusta acompañar la comida con un cocktail, les pido que me hagan caso y prueben el Cascabel compuesto principalmente de mango, mezcal, chipotle, pulpa de tamarindo y limón. De alguna forma, se realiza una cierta cocina líquida transportando a un combinado esos sabores picantes, ahumados y ácidos que han conformado los platillos. En este caso, además aparece el dulzor proporcionado por el mango.

Salón Cascabel es una antojería suntuosa por localización, decoración y precio. También por producto y personal. Técnicas, tiempo y múltiples preparaciones para que los platos sean bastante redondos. Experiencia más cercana a Punto MX que la de su vecino a su hermano mayor.

Resulta significativo y destacable el equilibrio que se busca en cada uno de los bocados provocando sensaciones a veces contrapuestas que en boca resultan amables. Como mejora, seguir buscando ese punto de mayor jugosidad del machete.

Salón Cascabel: Armonía gustosa y vibrante. 

Además, buen sentido del humor. La provocación de una sonrisa a través de los posavasos en los que se homenajea a los compañeros de planta: David Muñoz y Jordi Roca. Juntos conforman el trío: el crestas, el tochas y el piños. De vez en cuando necesario quitarle hierro al circo gastronómico.

Modelo_Cascabel

Previous La Tucho: Tradición popular y marina.
Next Treze : Caza y violetas

17 Comments

  1. Toni Grimalt
    17 Marzo, 2015
    Responder

    El sábado igual me pillas comiendo ya en una antojería de esas. Vuelo este viernes. jamás había oído ese vocablo. Eres el principal culpable de haberme despertado mucha curiosidad por punto Mx y ahora, no teniendo suficiente, me hablas de éste. Aunque la puesta en escena de la comida mexicana en menos refinada que la que estamos acostumbrados por aquí en restaurantes de esa gama de precios no dudo que todo estaría muy rico.
    Muy divertido el posavasos ese, jeje.

    • 17 Marzo, 2015
      Responder

      ¿te vas a México? ¿Cuántos días? ¿Ya tienes lista de garitos? Tu inmersión en la cocina mexicana va a ser a lo grande. Como siempre te digo, vente por Madrid y visitamos todo lo que tienes pendiente.

  2. Gloria Vivanco
    17 Marzo, 2015
    Responder

    Gracias por hacerme tu cómplice de tantos y tantos antojos.

  3. CRATICULI
    17 Marzo, 2015
    Responder

    Como los mejicanos de calidad no abundan, más bien son algo totalmente raro, se agradece esta aportación.
    Esta globalizacion de la oferta, parodojicamente sobrevenida con la situacion de crisis, contribuye a crear afición, a descubrir nuevos mundos, y a enriquecer aún más si cabe nuestra prospera gastronomía patria. Me gusta.
    Por cierto, ¿de que precio estamos hablando?.
    Saludos.

    • 17 Marzo, 2015
      Responder

      Hola, El precio puede variar en dos sentidos: Uno si se toman cocktails ó no ( a 10-11€ la unidad) y si se acaba con el machete (a repartir entre 3-4)- Esto 2º es una forma de reducir la cuenta final, ya que de ahí pueden salir un buen número de tacos. Te diría que un precio para disfrutar de verdad unos 50-60€, se puede hacer por menos compartiendo machete

  4. 17 Marzo, 2015
    Responder

    Y el postre ¿al Rocambolesc?
    ¡Vaya triunvirato StreetXO, Cascabel y Rocambolesc! La próxima parada en Madrid deberemos desdoblarnos…
    Mi experiencia en restaurantes mejicanos de calidad es muy escasa, pero parece todo muy apetecible. ¡Habrá que iniciarse!
    ¿Sólo cervezas y cocktails? ¿Vino Mejicano?

    • 18 Marzo, 2015
      Responder

      José, fíjate que ni pregunté si había vino. Creo que este tipo de comida encaja perfectamente con los cocktails, donde por ejemplo en el cascabel se dirigen hacia esa cocina liquida que comentó. Hay un antes y un después de la irrupción de Punto Mx en Madrid

      • Cecilia
        30 Mayo, 2015
        Responder

        Soy una enamorada de Salón Cascabel.
        Hacen una bebida sin alcohol que para acompañar estos sabores es increíblemente fresca y sabe genial, lleva pepino en tiras muy finas, menta y zumo de Lima. Súper fresco y agradable a los sabrosos platos que puedes degustar en este lugar tan especial!

        • 1 Junio, 2015
          Responder

          Hola Cecilia,
          En primer lugar gracias por estrenarte comentando en este blog. Totalmente de acuerdo que la carta de cocktails de Cascabel está muy buen pensada para acompañar la comida. me suelo decantar por un cocktail denominado Cascabel que aúna picante, ácido y dulce.

  5. 18 Marzo, 2015
    Responder

    Y que viva mexico cabronesssssaa

  6. Aurelio G-M.
    21 Marzo, 2015
    Responder

    Cómo me pone a mi esa cocina.
    El otro día estaba con mis hijas en un mx, pasaron unos mariachis, buenos mariachis, les pedí la de “De piedra ha de ser la cama de piedra la cabecera” y acabé a lágrima viva. Mis hijas me miraban y no entendían nada.
    Recuerdos familiares a cascoporro.
    Auditivos y gustativos.
    Ranchera + Enchilada de mole poblano = Éxtasis

    • 21 Marzo, 2015
      Responder

      Aquí no hay mariachis, suena rock latinoamericano fundamentalmente. Música vibrante. La memoria enociona. ¿Tienes antepasados aztecas?

  7. Aurelio G-M.
    21 Marzo, 2015
    Responder

    Abuelos emigrantes, viveron allá 30 años. Mi padre ya nació en España, pero amaba todo lo mx y nos lo traspasó a los hijos.

    En mi casa se cocinaba mole y se escuchaban rancheras con habitualidad. Además de comer chiles a diario, de acompañamiento, chipotles adobados muy a menudo…

    Y esa que citaba era su canción favorita.

    • 21 Marzo, 2015
      Responder

      Ya lo entiendo todo. Parte de tu memoria gastro es mexicana. Entonces es obligatorio ir a Punto Mx, o cascabel.

  8. Aurelio G-M.
    21 Marzo, 2015
    Responder

    Bingo!!!!!!

    En mi casa, desde que tengo uso de razón, se ha cenado guajolote con mole poblano en Nochebuena y en Reyes.

    Y el frasco de chiles/chipotles, siempre andaba por ahí.

    Somos tres hermanos varones, y a los cuatro (con mi padre a la cabeza) nos encanta el picante. Mi madre siempre decía: “es que estos cuatro mira que son fáciles, a cualquier cosa que cocino, le echo picante, y todo les sabe bueno” 😉

    • 22 Marzo, 2015
      Responder

      Ahora si un día no sé donde llevarte en MAdrid, por lo menos que pique

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *