La Bomba Bistrot : ¡Mon Dieu qué arroz¡


Segunda visita a la Bomba Bistrot, uno de esos locales donde uno sabe que se va a encontrar tremendamente a gusto gracias al trato y sobre todo a la pasión desmedida de Christophe Pais; el blogger que convirtió su afición, en su pasión y en una forma de vida. En la Bomba, siempre se tendrá la oportunidad de poder elegir platos de temporada, ó nuevas incorporaciones que se van realizando a la carta de forma continua. En estos días, nos llamó la atención la existencia de una olla ferroviaria (Bilbao – La Robla) en medio de la sala en la que se estaban guisando unas lentejas con sepia. La ferroviaria más típica de mi tierra suele llevar alubias rojas con sus sacramentos; por lo que esta combinación nos pareció en teoría algo atrevida. Olla-red

Para aquellos que de vez en cuando salimos a comer con niños, se visualizó a unos treinta metros de la terraza un parque para niños, lo cual os puedo asegurar que es algo más que una fortaleza, al realizar el análisis de dónde comer un domingo con la familia.

Seis comensales, lo cual permite probar más platos de la carta. Si hay gente que sueña con ser probador de coches, os puedo asegurar que mi felicidad sería máxima probando platos, uno, otro, otro más, relamiéndome cuando se pueda, gozando, haciendo disfrutar al paladar, imaginando cómo se podría mejorar, recordando sabores, rememorando momentos

Comenzamos con unos calamares a la romana, que para mí son rabas,  ya que solamente vienen enharinadas. Cefalópodo muy fresco, buena fritura, recomendable.

Rabas_red

Seguimos con unas almejas al natural, también llamadas en el norte a la sartén. Salsa para mojar pan, la pega del plato fue el tamaño del bivalvo demasiado pequeño, que provocaba que éste no estuviera en su punto exacto de cocción. Seguro que fue un descuido puntual, ya que en la Bomba se cuida el producto al máximo.

Almejas_red

Pronto se corregiría con la Sopa Biarritz, con mejor sabor que aspecto, con almeja, berberecho, rape, carabinero pequeño, calamar, mejillón de roca, algo de patata y una mayonesa hecha con aceite de cabeza de carabinero. Generosidad marina para una sopa académica de sabor fino, y notable que creemos que todavía estaría aún más buena buscando algún toque que realzará algo más el sabor del caldo.

Sopa_Biarritz_red

De temporada, los boletus con yema de huevo, bien laminados, y con el huevo en su punto. A falta de una pizca de sal, lo cual afortunadamente siempre se puede corregir, están perfectos en su realización, y con el huevo resultan una combinación eternamente ganadora.

Boletus_red

Pasamos a degustar de dos tartáres, comenzando con el de atún, y posteriormente el de secreto de buey. La verdad es que casi ambos platos se están viendo actualmente en todas las cartas de cualquier restaurante, local de moda, ó lo que sea que se precie. Como si los tártaros nos atacasen. Además a medida que vamos probando más y más, me reafirmo en que el número de aquellos que realmente merecen la pena es limitado, bien por la calidad de los ingredientes, ó por las proporciones de estos mismos que con bastante frecuencia  desequilibran los conjuntos. En los que nos ocupan el del túnido procede de la almadraba gaditana, y se acompaña de jengibre, soja, cebolleta, cebollino, y wasabi, el producto principal realmente realzado a través de los secundarios. Buena ejecución. En el carnívoro, se nota el corte a cuchillo, lo cual desde nuestra opinión es básico, se echa a faltar una preparación más personalizada del mismo, pero por otra parte entendemos que eso hay que pagarlo.

Steak_Atun1_red

 

Steak2_red

Si se visita esta casa, es obligatorio dejar cierto espacio estomacal para los arroces. Como más clásicos el abanda, y el negro, también el meloso de carabinero, y en un punto más innovador el arroz del maestro Berlanga realizado con las carnes que se utilizan para el cocido. En un día de sol en Madrid, de esos de los últimos de verano, nos debíamos decantar por un arroz seco, y elegimos el abanda con tropezones de gamba y calamar, y un fondo de los que te hacen levitar. El arroz provoca compartir, celebrar, ser cómplices entre los comensales; lo cual normalmente  ocurre siempre y cuando el arroz esté bueno, y se puede dar fe que Christophe los hace muy buenos. Su perfeccionismo en los caldos se nota en cada uno de los granos, y esa es la gran clave de su éxito arrocero.

Arroz_red

Debido al número de comensales, pudimos probar cuatro de los seis postres en carta. Melón con lima y jengibre, refrescante, con un acertado nivel de acidez, e ideal para limpiar el paladar. Un acierto.

Melon_red

En el trío de mayor dulzor, destaca la Pavlova con esa combinación entre un merengue elegante y etéreo, y la acidez de la fruta de la pasión, y la maracuyá. Un postre que no cansa, bien equilibrado, y que es un verdadero seguro a la hora de realizar la comanda. También probamos la torrija de Bailey´s con helado de vainilla, y el brownie casero que también viene acompañado por un helado del mismo sabor. Postres de alto nivel de dulzor, que nos parecieron algo menos originales, sin llegar al nivel del que Anna Pavlova da su nombre.

PAvlova-red

TOrrijaCnbailey´s_red

Brownie+vainilla_red

En definitiva, gran arroz, buenos calamares, finísima sopa, y de calidad el producto de los steaks. En los postres destaca la Paulova,  un nivel por debajo. Servicio atento, y Christophe como siempre a todo, y a todos, trasmitiendo su entusiasmo desbordante. Estamos seguros que La Bomba Bistrot se asentará, primero en su carta, y luego en una paralela que provocarán que los productos de temporada.

La Bomba Bistrot : ¡Mon Dieu qué arroz¡

Previous Restaurante La Maruca: Un rincón de Santander en pleno Velázquez.
Next Jaureguibarria : La chuleta

14 Comments

  1. kintiman
    1 Noviembre, 2013
    Responder

    Ese arroz es de los que a mi me gustan, bien suelto, con la altura de un solo grano y un con un buen fondo, el pescadito del centro, como que da un poco de grima, la verdad.

    • 1 Noviembre, 2013
      Responder

      No sabes nada tú. Es un cabracho tempurizado…; que te dé grima un cabracho por favor…..¡¡¡¡¡¡

      • oscar 4435
        24 Noviembre, 2013
        Responder

        La verdad es que si que la primera impresión es de grima.

        • 24 Noviembre, 2013
          Responder

          OScar, por favor que tu comes de todo……no hagas esos comentarios

    • Toni
      4 Noviembre, 2013
      Responder

      Veo que por el Norte también entendéis de arroces, Sergio. Justo así es como más placer puedes obtener al degustarlo. Aunque, en honor a la verdad, el origen del arroz abanda es muy diferente a este resultado final. Se dice que se preparaba meloso y en caldero sobre las mismas barcas con el caldo de la morralla que no servía para la venta en la lonja.

      • 4 Noviembre, 2013
        Responder

        Buen ojo TOni, también me tomaba yo uno de esos en barca con los pescadores…Gracias por tu participación en el blog

  2. kintiman
    1 Noviembre, 2013
    Responder

    Joder¡¡¡ parece recién sacado del fondo abisal, jajaja

  3. kintiman
    1 Noviembre, 2013
    Responder

    Si, pero pero mas en sopas, puddings, al horno o a la brasa.

  4. Jon Ander
    2 Noviembre, 2013
    Responder

    Qué olvidada tengo yo la sopa y mira que las he comido ricas. Tiene que estar rica la que habéis degustado. ¿Qué le añadirías tú para darle ese toque de sabor que al parecer necesita?
    Los hongos con huevo será un plato ya muy visto pero es triunfador sí o sí, no me canso de comerlo.
    El arroz en la foto que está perfecta, no demuestra todo lo que al parecer daba de sí, no se ve ese fondo que comentas pero seguro que estaba estupendo.
    La torrija tiene un color de estar casi demasiado pasada aunque no creo que tuviera gusto a “quemado”. Es otro postre, casualidad que ayer lo comimos casi todos, está co-jonudo. Si es que el pan…… da mucho juego.
    Un saludo Isaac y hasta dentro de un ratito.

    • 3 Noviembre, 2013
      Responder

      A la sopa un punto de tomate, e igual de pimienta, ó un pimentón suave.
      Arroz perfecto, pero perfecto.
      Y la torrija, tengo una idealizada de una visita a Mugaritz……

  5. 5 Noviembre, 2013
    Responder

    Menú completo y copioso, pero muy apetecible. Ese arroz tiene una pinta espectacular.
    Digno de las mejores arrocerías alicantinas.

    • 5 Noviembre, 2013
      Responder

      Eramos 6 personas, de esa forma se pueden probar muchas más cosas. El arroz te puedo decir que está impecable….; un día me lleváis a esas arrocerías alicantinas…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *