Regresábamos de la provincia de Alicante, y a 10 km de Almansa, pronuncié una frase provocadora mientras mi mujer conducía: “Pues me han dicho que en Almansa hay un buen restaurante; creo que tiene una estrella Michelín”. En la manifestación cierta duda, que no existía en mi cabeza. De repente, sonaron tres palabras mágicas: “Si …

21 83