Tenía ganas de visitar la Huertona gracias a las recomendaciones de dos buenos amigos asturianos y las expectativas se convirtieron en realidad. A la típica pregunta de “¿Qué no me puedo perder”?, la respuesta fue: “Isaac, que ellos te guíen en relación al producto que tengan”. Algunos de los amplios ventanales de La Huertona miran …

0 343