En la década de los 80, las probabilidades de que siendo niño en una capital pequeña de provincias (Santander) comieras en el colegio eran escasas. Se comía en casa y lo más seguro era que la mama de cada uno fuera quien había realizado la comida. Madres que cada día se levantaban, te preparaban el …

1 343