No había visitado Coque después de su instalación en Madrid en 2017. El espacio es elevadamente suntuoso. Sin ningún tipo de duda, se percibe el lujo desde la misma entrada. Para montar un lugar de esta inversión y envergadura hay que ser muy inconformista. La familia Sandoval lo es. A Coque, se le unen otras …

0 221