Casa Gerardo sigue una línea que no tiene un final. Cada vez cocinan más para el público, para la gente en general y no para guías y críticos. Saben quiénes son sus clientes de verdad. No tienen metas en el corto plazo, más que satisfacer a la clientela para perdurar en el largo plazo. Juegan …

0 314