A veces ocurre que ciertos platos quedan asociados en nuestras memorias a restaurantes. A partir de ahora, de manera indeleble en mi disco duro de imágenes, cuando suenen las palabras pimiento y ventresca se me aparecerá el Santuario de la Bien Aparecida en Ampuero. Y no porque sea un devoto de esta virgen sino porque …

4 80